Año 176 - Nro. 60212 - Jueves 31 de octubre de 2002
   
 

Caso del "cura Tato": Octavo procesamiento por abuso sexual

 
 

Jueza Rosa María Pinto solicitó versión de la Iglesia por denuncias contra sacerdote

 
 

JUEZA.- Rosa María Pinto dictó un nuevo auto de procesamiento contra el sacerdote, José Andrés Aguirre por abuso sexual

A las 13.40 horas de ayer, el sacerdote José Andrés Aguirre, conocido como el "cura Tato" fue notificado de su octavo procesamiento, luego de que a juicio de la magistrada que investiga el caso habría un nuevo delito de abuso sexual contra una niña de 14 años.

Ahora la jueza Rosa María Pinto intenta establecer qué grado de conocimiento tuvo la Iglesia Católica de las denuncias contra el sacerdote Aguirre Ovalle, para lo cual dispuso que se interrogue por oficio al obispo auxiliar de Santiago, monseñor Sergio Valech.

El cuestionario dirigido a Valech con una decena de preguntas se refiere a las circunstancias en que habría tenido conocimiento de denuncias contra el religioso en 1999 y cuál fue la actitud que tomó al respecto.

Silvia Leiva, una vecina de Quilicura, denunció que en 1999 hizo saber a la Iglesia que el sacerdote Aguirre había manoseado a sus tres hijas cuando ellas se confesaban. Según su testimonio, se reunió con Valech y él le recomendó no hacer público lo ocurrido. El padre "Tato" continuó entonces su labor en la capilla San Isaac Jogues.

Sobre lo que sabía la Iglesia ya declaró por oficio el vicario de la Zona Norte, monseñor Francisco Javier Manterola.

El proceso judicial respecto de las tres hermanas supuestamente abusadas en 1999 continúa en tramitación, aunque por ahora la jueza no ha procesado por esos hechos al religioso.

Aguirre estuvo ayer en el Décimo Sexto Juzgado del Crimen de Santiago. Caminando esposado y con el peto amarillo de los inculpados, el religioso fue informado del nuevo procesamiento. Esta vez se le inculpa de abuso sexual contra una menor que tenía 14 años en 2000 cuando ocurrieron los hechos.

El "cura Tato" fue sometido en los últimos días a los exámenes siquiátricos y sicológicos ordenados por el tribunal. Su defensa pidió que se ampliaran esos peritajes a otros que le realizarán peritos particulares en los próximos días.