Año 176 - Nro. 60284 - Domingo 12 de Enero de 2003

Cuando calienta el sol...

La arremetida nudista

La inquietud ya arribó al Parlamento, donde un proyecto pretende legislar sobre la materia, tras el colectivo apronte de Spencer Tunnick.

ABEL BREVIS A.

 

El primer desnudo que registra la historia escrita de la civilización occidental y cristiana nos la cuenta la Biblia, cuando describe a Adán y Eva, sin ropas, en un edén idílico, hasta que la primera mujer, según la religión monoteísta judeo-cristiana, fue tentada por el Demonio en un cuerpo de serpiente, a comer una apetitosa y roja manzana. De ahí en adelante habría nacido la verguenza de mostrar las formas del cuerpo humano en toda su extensión e intensidad. Y también el pudor.

¿Pero es tan así? ¿Sentimos verguenza de nuestro cuerpo, de nuestras partes pudendas? ¿Es una forma de culturización las que nos ha impuesto el velo sobre nuestro cuerpo?

De una u otra manera, soplan nuevos vientos sobre esta materia en Chile. Una de estas ráfagas -que ha revolucionado el ambiente y el interés de un parlamentario- viene de Pichilemu, en la VI Región, donde Jorge Vargas, alcalde de esa comuna-balneario y paraíso de los surfistas, se la ha jugado por establecer un lugar destinado especialmente a la práctica del naturismo que, según este aguerrido edil, han solicitado turistas tanto chilenos como extranjeros.

Toda esta agitación y excitación por mostrarnos como Dios nos echó al mundo se viene incubando en Chile con mayor fuerza desde la segunda mitad de los noventa, casi al término del siglo XX. Cómo no recordar a la joven actriz Daniela Tobar desnudándose en el interior de una casa de vidrio, frente a las miradas curiosas y también morbosas de centenares de transeúntes; la cámara indiscreta del programa de TVN "La Gran Sorpresa", que grababa diversas situaciones por la que atravesaba un nudista en diferentes lugares; lo menos recatado y más singular que fue el paseo de la adolescente denominada Baby Vamp, por las calles de Santiago; las autofotografías del cuerpo sin ropas de Gracia Subercaseaux y la estampida desnuda de los 5 mil chilenos que posaron en una heladísima mañana, ante la cámara del alucinado neoyorkino Spencer Tunnik.

El cine hoy día muestra las anatomías desde todos los angulos de artistas conocidos y/o desconocidos. Por su parte, el teatro, desde hace mucho tiempo ha recurrido al desnudo para graficar situaciones, atmósfera y pasiones o para expresar una determinada tendencia estética. En cartelera vemos en estos días, en el Cine Arte de Viña del Mar, la obra "La lección de anatomía", donde los actores, hombres y mujeres, jóvenes y adultos, muestran las perfecciones, imperfecciones y el paso de los años en sus cuerpos desnudos.

Todas estas vivencias y sensaciones impactaron en el diputado PPD, Aníbal Pérez, quien elaboró una moción y presentación de un proyecto de ley que establece normas para asegurar el derecho a la práctica del naturismo y condiciones para su ejercicio.

No será fácil la tramitación de un proyecto de ley de esa naturaleza. Hay muchos organismos involucrados en el tema, como son la Armada, a cargo de la policía y seguridad de las actividades humanas en el mar, a través de la Dirección General del Territorio Marítimo; el ministerio de Bienes Nacionales por cuanto las playas de mar, ríos y lagos son bienes nacionales de uso público; el Servicio Nacional de Pesca y las subsecretarías de Marina y de Pesca, que administran las facultades para otorgar concesiones marítimas y de acuicultura, para la explotación comercial exclusiva por parte de particulares de estos recursos públicos.

Y qué decir de la Iglesia que, con su peso espiritual, mucho tendrá que aportar a la discusión del naturismo en Chile; del artículo 373 del Código Penal, que sanciona con penas privativas delibertad a quienes " de cualquier modo ofendieren el pudor o las buenas costumbres con hechos de grave escándalo o trascendencia"; de Carabineros, que vela por la seguridad ciudadana y el cumplimientos de normas y leyes; de la organización conservadora "El Porvenir de Chile", que probablemente recurra a los tribunales con recursos de protección para impedir el solaz desnudo de chilenos audaces y amantes del contacto y armonía con la naturaleza; y de los concejos municipales, a los cuales el proyecto de ley del diputado Aníbal Pérez les entrega la facultad, previo plebiscito comunal, de autorizar el establecimiento de centros para la práctica del naturismo en la jurisdicción territorial de cada comuna.

¿Y Sernatur? ¡Ah, por qué no! ¿Acaso no son los turistas, extranjeros y chilenos, los que más solicitan la instalación de esos centros naturistas de recreación y esparcimiento?

Como se ve, esta madeja se está convirtiendo en un ovillo y es lo que el diputado Pérez intentará desenredar para llegar a buen término.

 

LA GESTACION DE UN PROYECTO

 

- Diputado ¿cuáles son las características del proyecto y cómo se gestó?

"En Chile hoy día en los hechos existen playas de nudismo, como lo fue al comienzo la playa Cau Cau y hoy lo es la Playa Luna, en Horcón. También en Pichilemu y en otras partes. Entonces, cuando una situación existe de hecho y causa cierta conmoción pública, a partir de la inquietud de la comunidad de Pichilemu, representada por su alcalde Jorge Vargas, en el sentido de poder establecer en ese balneario playas para la práctica del naturismo, yo creo que nace la obligación de los parlamentarios de preocuparse y legislar sobre un tema que no está legislado. Porque aunque expresamente no existe una prohibición o norma expresa -el artículo 377 del Código Penal pena al escándalo que atenta contra la moral y las buenas costumbres-, lo mejor que puede ocurrir en este caso es que el Parlamento, lugar natural para discutir temas valóricos, decida si la sociedad chilena está preparada para una cosa como ésta".

 

- ¿Cuáles son los principales escollos para hacer realidad esa idea?

"Hoy día, si se quisiera establecer una playa nudista o un lugar para practicar el naturismo, hay que recurrir a una serie de instituciones que en el fondo lo hacen imposible. Participan el Ministerio de Bienes Nacionales o Vivienda, la Armada, la subsecretaría de Pesca..."

 

-Por lo visto, ante tantos escollos, el proyecto nació muerto...

"Por eso mismo, lo que hemos hecho ha sido elaborar un proyecto muy simple. Primero, establecer el derecho en el país a practicar el naturismo. En la legislación española, italiana, croata, este derecho existe. En España incluso en algunas regiones, existe el horario de piscina para el que quiera bañarse con traje de baño y horario para el que quiera hacerlo sin esa prenda. Primero, en el proyecto establecemos este derecho a practicar el naturismo, y en segundo lugar, otorgarle a las municipalidades -esa esa la diferencia, porque hoy día los municipios no tienen ningún poder de decisión sobre la materia-, a los concejos municipales, la realización de un plebiscito comunal para autorizar en un determinado lugar la práctica del naturismo, por cierto con las reservas y privacidad que requiere. Eso es lo que corresponde porque si no cualquiera podría andar desnudo por la calle, como lo hizo la Baby Vamp, como lo hicieron los cinco mil chilenos que se desnudaron en Santiago. Entonces ¿por qué no reglamentamos?, ¿por qué no establecemos un procedimiento para llevar a cabo una práctica que, a lo mejor, la gente estima como normal, que es un derecho y que es prudente hacerlo?"

 

 

Jefe de Relaciones Públicas de la Armada:

 

 

"Las playas son de uso público"

 

 

Agrega que la institución hará cumplir la ley.

 

 

La Armada de Chile es una de la instituciones que está a cargo de la seguridad de las actividades humanas en el mar y el borde costero. En consecuencia de alguna manera le toca el proyecto de ley que busca dar espacio a la práctica del naturismo en Chile.

Para conocer el pensamiento de la institución conversamos con el jefe de Relaciones Públicas de la Armada, capitán de fragata Juan Pablo Barros Torres, quien dijo:

"En primer lugar, el área de competencia de la Armada de Chile versa sobre la seguridad en las playas. En la Directamar se puede encontrar la clasificación de las playas: las habilitadas sólo para los baños de sol, para nado, las indicaciones con las señaléticas e implementos que deben tener, el personal de salvavidas. En segundo lugar, para habilitar una playa, la Armada se tiene que pronunciar para cumplir con su rol fiscalizador como autoridad marítima. No se puede olvidar que las playas son un bien nacional de uso público y como tales no debe haber nada que impida a los ciudadanos el libre acceso y uso a ellas".

 

- En este caso se trataría de lugares señalizados y separados, con barreras naturales o artificiales que aseguren la privacidad...

"Eso no va a pasar el trámite. Es una opinión personal. Ahí salta a la vista que hay una restricción. La ley es muy concreta al respecto".

 

- Sin embargo, están funcionando playas nudistas, lo que pasa es que ahora se quiere reglamentar para mayor seguridad y privacidad de los amantes del naturismo.

"Hay gente que se desnuda en las playas. Ese es otro cuento. Hay materias que no son competencia nuestra, que se refieren a la moral y las buenas costumbres, como el artículo 377 del Código Penal. Pero como no es área de mi competencia no le puedo dar una opinión al respecto. La autoridad marítima está ahí para que las playas cuenten con elementos de seguridad y se respeten las normas establecidas sobre esa materia"

 

- Nada que ver con el contenido....

"Nosotros estamos para hacer cumplir la ley y punto".

 

- Pero ¿qué pasó con las playas de Cau Cau y Luna?

"Eso es un asunto de uso. De hecho, desconozco específicamente lo que esté pasando, ahí no hay ninguna playa nudista".

 

- ¿Cómo que no? En playa Luna la gente practica el naturismo...

"No..no..no. se desnuda en la playa. Es interesante hacer esa salvedad..."

 

- ¿Cuál es esa salvedad? Yo no la veo. Yo voy a la playa, me saco la ropa e ingreso a ese lugar...

"Nadie podría impedirle el acceso vestido ni sin ropas. Si se le impide el acceso se está incurriendo en una violación a la ley..."

 

- El ámbito en que se mueve la Armada es difuso en este aspecto ¿Entonces no habría una oposición cerrada?

"La Armada tiene que hacer cumplir la ley. Poco importa lo que nosotros pensemos y no puede haber una opinión de la institución respecto de ese tema. Nuestro rol no es cuestionar la normativa sino hacerla cumplir como autoridad marítima".

 

- Probablemente la Armada sea consultada respecto de este proyecto de ley.

"No creo, porque no tenemos nada que decir al respecto, tenemos que cumplir con la ley, estamos en ese plano. Tenemos que hacer la salvedad ¡ojo!: la ley señala que las playas son un bien de uso público y que nada puede impedir su libre acceso y uso. No puede haber barreras de ningún tipo que impidan que la gente use y goce libremente de la playa".

 

 

Psicólogo Arturo Prieto Comelin:

 

 

"Se busca una sensación placentera"

 

 

Catedrático y doctorado universitario explica, desde el punto de vista clínico, el por qué nos desnudamos.

 

Los que argumentan en favor del naturismo sostienen que "la desnudez social es parte de una larga tradición histórica" y agregan que "la civilización occidental reciente es casi la única, en toda la historia conocida de la humanidad, en haber codificado en leyes la represión contra la desnudez".

Como ejemplos, entre otros, apuntan a que la desnudez era común en la antigua civilización griega, especialmente para los hombres; los baños ceremoniales del Antiguo Testamento, incluyendo el bautismo, se realizaban sin ropa". Agregan que "probablemente Cristo también fue bautizado desnudo, como se observa en numerosas obras de arte antiguas"; la desnudez era bastante común en las sociedades medievales y renacentista, especialmente en los baños públicos y en ambientes familiares.

La desnudez aparece en la literatura, en la pintura y en la escultura. Presidentes y personeros famosos practicaron el naturismo como John Quincy Adams, Theodore Roosevelt, Lyndon Jhonson, el evangelista Billy Graham, John Kennedy y su hermano Edward, Robert Mc Namara, los actores Lynn Redgrave y su familia, Bridget Fonda, Brigitte Bardot, Gary Merril, Christy Brinkley, entre otros famosos.

 

LA INTERROGANTE

 

Sin embargo surge la interrogante: ¿qué lleva al hombre y / o mujer a despojarse de la ropa y mostrarse sin pudor ante desconocidos para disfrutar de la naturaleza? ¿Es exhibicionismo? ¿Falta de pudor? ¿Simple sensualidad, hedonismo puro o morbosidad acaso? ¿O es el deseo irrefrenable de liberarse del ropaje que oprime y que le impide tener contacto directo con la naturaleza? ¿Qué pasa en la cabeza de ese nudista?

Para el sicólogo, doctorado en esa especialidad y director de la Escuela de Psicología de la Universidad de Viña del Mar, Arturo Prieto Comelin, la respuesta es clara y contundente:

"Dentro de las propiedades o modalidades senso-perceptuales del ser humano, siempre se ha dicho que los cinco sentidos: oído, olfato, gusto, tacto y la vista, tienen un componente motivacional, aparte de hedónico, o sea emocional. Resulta que la piel es, probablemente, uno de los órganos más complejos y más extenso del cuerpo humano que, por supuesto, no sólo tiene que ver, por ejemplo, con propiedades tactiles específicas, como es sentir lo que se toca para identificarlo sino también tiene que ver con propiedades algésicas del dolor o térmicas de la temperatura".

 

- Aterricemos un poco...

"Una de las modalidades sensoriales de la piel es lo que compone el tacto protopático, que es una propiedad tactil, que se relaciona, para decirlo en términos corrientes, con la cosquilla...

 

- Perdone que lo interrumpa, pero vamos al grano. ¿Por qué razón nos sacamos la ropa?

"A eso voy. Este tacto protopático, primario, tiene altísimos componentes motivacionales. Está relacionado, por supuesto, con la actividad sexual. Entonces el contacto de la piel con la piel o de la piel con los medios naturales: la naturaleza, el viento, la arena, el sol estimula ese mismo tacto..."

 

- ¿Hay entonces connotación sexual en el deseo de desnudarse?

"No significa que la relación o mejor dicho la connotación que la persona le dé sea una cosa sexual. De ninguna manera. Pero está dentro de esa motivación primaria o protopática, de manera que constituye uno de los componentes más gratificantes. Es una sensación muy placentera. De tal manera que es lógico que la gente quiera sentirse natural, precisamente sintiendo el tacto primario".

 

- Desde el punto de vista clínico ¿es normal que se legisle para establecer lugares para la práctica del naturismo?

"¡Por supuesto! Existe todo un tabú y un sentido moral del pudor que relaciona al desnudo con la actividad sexual. Está relacionado, por supuesto, con la sensación tactil difusa, pero, en realidad, no tiene la connotación sexual".

 

El proyecto

Este es el proyecto de ley, cuyo autor es el diputado PPD, Aníbal Pérez:

 

ARTICULO PRIMERO.- Todas las personas tienen plena libertad para la práctica del naturismo, incluido nudismo individual y colectivo, en espacios públicos naturales, los que deberán estar especialmente habilitados y señalizados para el efecto, de conformidad a las normas de esta ley.

 

ARTICULO SEGUNDO.- Corresponderá a los concejos municipales, previo plebiscito comunal convocado al efecto, autorizar el establecimiento de centros para la práctica del naturismo en la jurisdicción territorial de cada comuna.

 

ARTICULO TERCERO.- Las playas de mar, ríos o lagos u otros espacios naturales, destinados a la práctica del naturismo, serán de libre acceso al público, pero deberán estar señalizados y separados, sea por barreras naturales o artificiales de forma tal de asegurar la privacidad y reserva de quienes concurran a ellos.

 

ARTICULO CUARTO.- Se considerará una circunstancia agravante de los delitos contra la libertad sexual de las personas, el ser cometidos en recintos o espacios habilitados para la práctica del naturismo.

 

 

Opinan sobre el nudismo:

 

SARA VIAL, ESCRITORA: "Chile debe preocuparse de otras cosas. Este es un país ajeno a eso. Es pura monería, imitación de otros países. Estamos perdiendo la mesura y nos estamos convirtiendo en un país vulgar. La carne a la parrilla, al descubierto, es lo menos sexi que hay. Eso sí, si los gobernantes se sentaran piluchos no habrían guerras. Los gladiadores (entre risas) sí que son dignos de ver...".

 

EMILIO ROJAS, MUSICO (60): "El desnudo es algo natural y si se practica en recintos privados no hay problemas. Debería haber recintos por grupos etáreos. Creo en la bondad del sol, de la brisa, el mar y de la naturaleza".

 

ALLAN BROWNE, ARQUITECTO DISEÑADOR (67): "Nos da libertad y nos acerca a la naturaleza. La misma civilización nos ha alejado de ella. Me costaría por formación concurrir a playas nudistas, pero encuentro legítimo que otros lo hagan".

 

AGUSTIN SQUELLA, ASESOR CULTURAL DE LA PRESIDENCIA: "No tengo una opinión formada al respecto".

 

DANIEL REBOLLEDO, ESTUDIANTE DUOC (23): "Yo no iría a una playa nudista, pero estoy de acuerdo con su existencia. Es una opción de cada uno".

 

PAULO PARRA, DIPLOMADO EN CINE (24): "Me parece bien. Viví un año en Barcelona donde es normal practicar el topless en las playas. Estoy de acuerdo con las playas nudistas, pero aisladas como playa Luna, para que no lleguen mirones. No sé si la cultura chilena permitirá la instalación legal de estos centros naturistas".