Año 176 - Nro. 60530 - Miércoles 20 de agosto de 2003
 

Programa de Chilevisión

 
 

"Caníbal" devoró a ex ministro Enrique Correa

 
 

 

El actual empresario se retiró del espacio que es conducido por Carolina Delpiano y Rafael Gumucio.

 
 

SALIDA POLEMICA.- Los conductores del programa "Caníbal", Carolina Delpiano y Rafael Gumucio, no tuvieron una comunicación "muy efectiva" con Enrique Correa.

Los programas periodísticos de Chilevisión definitivamente están haciendo noticia. Hace una semana, en un reportaje de "En la mira", la doctora María Luisa Cordero apareció vendiendo una licencia frente a un supuesto paciente, lo que fue mostrado a través del formato de cámara oculta.

Y el lunes pasado le tocó el turno polémico al espacio "Caníbal", que es conducido por los periodistas Carolina Delpiano y Rafael Gumucio. Claro que aquí no hubo cámaras ocultas ni nada por el estilo, simplemente una conversación que no fue del gusto del entrevistado, el ex ministro y actual empresario Enrique Correa, quien decidió retirarse del set antes que finalizara el programa.

Esta edición de "Caníbal", en todo caso, había sido grabada hace más de un mes, y a pesar de lo fallida que había resultado la entrevista, en el canal decidieron sacarla al aire.

Correa afirma que no está molesto con Delpiano y Gumucio, y si lo estuvo, ya se le pasó el enojo. El ex ministro secretario general de Gobierno fue presentado por Carolina Delpiano de la siguiente forma: "Gordo y tartamudo cuando chico, tanto que le parece casi un milagro haber podido hacer algo bien en la vida; adicto a los chunchules; confeso; fue panadero sin saber distinguir un uslero de una marraqueta. Estuvo a punto de ser cura, pero optó por el sexo y la política; alguna vez apodado el pebre, ya sabrán quién es, quizás... Ahora se venga de los malhablados desde su flamante empresa Correa & Correa Consultores, que asesora a lo más granado de Chile y el mundo".

Es decir, de partida las cosas no venían muy bien para el político, quien reconoce que no acostumbra a ir a este tipo de espacios, pero como se había comprometido con la conductora cumplió su promesa y se sometió al especial cuestionario que incluyó cuestionamientos sobre el dinero que gana en su consultora y los "apodos" que algunos le achacaron desde la época del gobierno de Patricio Aylwin.

Sobre su participación en este programa que no tuvo un final de entrevista, porque antes que llegara ese punto él lisa y llanamente se retiró del estudio, cuenta que "esa grabación se hizo hace como seis semanas, de hecho era el primer programa que grababan. Lo que pasa es que a mí me invitaron a un programa político y luego eso no resultó, por eso dije que no era lo hablado".

Según la versión de Correa, él no se retiró abruptamente del estudio "de hecho fue la periodista quien en cámara reconoció que no tenía preparada ninguna pregunta política y por eso le indiqué que no era lo acordado". Y agrega que esperaba otra cosa de su presencia en "Caníbal", porque "cuando fui ni siquiera sabía que se llamaba así.

Sobre las razones que tuvo para aceptar esta entrevista, contesta que "no acostumbro a ir a este tipo de programas, pero lo hice porque soy cumplidor con mis compromisos y yo había aceptado una entrevista que me pidieron para Carolina Delpiano, pero no sabía que habría otros entrevistadores. Antes ella me había entrevistado para el 'Sillón Verde' y resultó una cosa muy buena, de modo que pensé que era lo mismo, pero no fue así. Inicialmente me dijeron que el programa tendría el carácter de coyuntura política".

 

-¿Terminó molesto con los entrevistadores?

"No, para nada, de hecho hablé con la gente del canal y les dije que si querían podían transmitir lo grabado. Pero no hubo ni hay mayor conflicto".