Año 177 - Nro. 60612 - Martes 11 de noviembre de 2003
 

Moisés Corvalán Vera falleció víctima de enfermedad cardiaca

 
 

Pesar por muerte de notario de La Calera

 
 

* Sus funerales se realizarán mañana en la Parroquia Santo Nombre.

 
 

Víctima de una enfermedad cardiaca falleció el notario público de La Calera, Moisés Aurelio Corvalán Vera, de 76 años de edad, quien ha sido el único profesional que se ha desempeñado en ese cargo en dicha comuna, desde su nombramiento en octubre de 1979.

Corvalán nació el 1 de octubre de 1927 en la ciudad de Tomé, realizando sus estudios en las ciudades de Coelemu y Concepción, ingresando luego a la Escuela de Derecho en la Universidad de Concepción, carrera que terminó en la entonces sede de Valparaíso de la Universidad de Chile.

"Llegó del sur a la V Región por amor, ya que él pololeaba desde los 15 años con mi madre, Laura Inés Robert Gajardo, y la familia de ella se vino a esta zona, por lo que mi padre se cambió de universidad para estar juntos", dijo uno de los hijos del desaparecido profesional, Claudio Corvalán Robert.

La pareja contrajo matrimonio en abril de 1949, teniendo 7 hijos, 4 mujeres y 3 hombres.

En 1979 fue nombrado notario público de La Calera, trasladándose a vivir a Quillota.

Moisés Corvalán murió el pasado sábado en el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, donde se encontraba internado a raíz de una dolencia cardiaca que lo afectaba hace bastante tiempo.

Su deceso provocó gran pesar en toda en La Calera, ciudad donde varias veces fue destacado y premiado por el municipio y otras entidades, debido a sus valores y entrega a la comunidad.

Sus restos están siendo velados en la Parroquia Santo Nombre de Jesús de la comuna calerana, donde mañana se llevará a cabo una misa a las 10.00, tras la cual el cortejo se dirigirá al Cementerio Parque del Mar en Concón.