Año 177 - Nro. 60669 - Viernes 9 de Enero de 2004

Claudia di Girólamo y su papel secundario en "Los Pincheira":

"Los buenos elencos deben ser flexibles"

En la nueva producción de TVN la actriz encarna a la esposa de un comerciante árabe. Un rol que promete acaparar la atención.

ACOSADA.- La bella palestina Marwua, interpretada por Claudia di Girólamo, se enfrentará al acoso del poderoso terrateniente Martín Ortuzar (Alvaro Morales).

CARMEN GLORIA MANRESA

Desde Yerbas Buenas (VII Región)

 

 

Claudia di Girólamo concentró gran parte de la atención de la prensa en la nueva jornada de grabaciones de "Los Pincheira", esta vez en la casona de veraneo de la familia Zañartu ubicada en el sector de Colbún, a pocos minutos de Yerbas Buenas. Su vestimenta conjuga el origen palestino de su personaje (Marwua Abu Kassem), con las tendencias locales, allá por 1900: un vestido azul con aplicaciones, turbante y pañuelo, sus manos están tatuadas con delicados dibujos, su piel está dorada y la tierra negra, característica del maquillaje árabe, enciende aún más sus ojos verdes.

Pero la preparación para dar vida a la esposa del comerciante Chadi Abu Kassem (Francisco Melo), no ha sido sólo en la forma. Sin tener ninguna relación con esta cultura, y tampoco prejuicios, la actriz estudió algo de historia, el idioma, danza, la gastronomía típica y se dio tiempo para largas conversaciones con miembros de la iglesia cristiano ortodoxa.

"Ellos nos dieron luces respecto a cómo viven la religiosidad y tuvimos que desestructurarnos y volver a estructurar la cabeza para saber cómo se manejan en la cotidianidad, y ha sido un desafío plasmarlo bien", dice.

Antes de grabar algunas escenas junto a sus "hijos" Samira (Blanca Lewin), Jamal (Pablo Schwarz) y Naim (Alvaro Espinoza), repasa algunos aspectos y desafíos de esta producción.

 

-Tu personaje es aparentemente una mujer sumisa, pero que tiene enorme influencia en las decisiones al interior de la familia.

"La mujer tiene una gran influencia dentro de su grupo familiar, es súper escuchada y atendida porque en ella se deposita el honor de la familia. Se mantiene socialmente detrás del hombre y dicen que tiene la capacidad de observar el ambiente e inmediatamente saber qué clase de gente les rodea, lo que le permite indicar al marido quién le conviene y quién no".

 

-La trama te lleva a ser acosada por Martín Ortúzar, interpretado por Alvaro Morales, que en "Iorana" fue tu hijo. ¿Cómo maneja esta situación tu personaje?

"Sí, es algo incestuoso (ríe). Hasta el momento hemos grabado muy pocas de esas escenas, y hasta donde yo he leído Marwua se mantiene en el límite para proteger a su marido, que está haciendo un negocio con Martín y si rechaza a su familia, como es poderoso, todo su entorno también lo haría".

 

ROL SECUNDARIO

 

-Se ha hablado mucho de tu paso a un rol secundario. ¿Cómo lo enfrentas?

"Dentro de un elenco tan talentoso como éste, yo destaco la posibilidad la flexibilizar un poco los roles y cómo se va dando la estructura de las teleseries con respecto a lo que el canal quiere hacer. Creo que es mucho más interesante que los papeles sean compartidos, siempre he postulado eso, y tener un protagónico o no da lo mismo. Lo interesante es que quienes estamos aquí y los que se puedan integrar en el futuro tengamos la posibilidad de rotar. Va a ser muy bueno ver a Tamara (Acosta) junto a Francisco (Reyes) y a nosotros en esta familia árabe".

 

-La producción explicó que se había tratado de una decisión tuya dejar los protagónicos por cierto cansancio.

"Ese no es el rollo. En el desarrollo de los buenos elencos se debe ser flexible, de manera que cada uno pueda acceder a desafíos importantes, porque creativamente te alimenta y uno crece. Mientras uno dé esa oportunidad es más saludable".

 

-Después de tantos años en teleseries, ¿crees que te quedan muchas cosas por descubrir en este formato?

"Sí, a mí me interesan mucho las teleseries de TVN. Me gustaría que, si bien el género tiene ciertas necesidades, se le pudiera dar una nueva vuelta de tuerca. Ahora viene una producción para adultos, que espero pueda tocar temas muchos más duros en forma más realista, que se puedan decir las cosas como son, sin metáforas. Me gusta cómo se ha ido progresando en el género".

 

-Que es lo que ocurre en Brasil.

"Exactamente. Tienen distintos horarios de teleseries, son superproducciones y apuntan a distintos públicos".

 

-¿Podrías participar en esa producción para adultos?

"No creo, porque es otro elenco y parece que nos vamos a topar con las grabaciones".

 

-Y con la experiencia que tienes, ¿te gustaría estar algún día detrás de las cámaras, en producción o dirección?

"Sería incapaz, porque se requieren estudios largos para eso. Me gustaría hacer un curso de literatura y eventualmente escribir guiones, ésa parte de la creación es entretenida".

 

En competencia

-Las anteriores producciones de Sabatini presentaban un conflicto social como centro de la historia y hoy la atención se centra en el romance. ¿Tienes otra lectura de la trama?

"Veo el doble estándar, que hay una intención de hablar sobre eso y ver cómo ha permanecido hasta hoy. El gran señor tiene distintas amantes y nadie dice nada, muestra el trato hacia los peones, los campesinos y los inmigrantes".

 

-¿Cómo esperas la reacción del público?

"Todo es impredecible. Como vimos el año pasado, es muy importante la publicidad previa, el golpear fuerte al principio, crear expectativas y creo que hasta el momento TVN lo ha estado cumpliendo".

 

-Entonces, ¿el tema del rating no te preocupa?

"No tengo ninguna relación paranoica con el rating".