Usted está en : Portada : Vía Libre Domingo 13 de febrero de 2005

La conservación de lo nuestro

 

Claudio del Solar siempre ha tenido la iniciativa de recoger lo mejor de la literatura local y nacional.

GABRIEL CASTRO

LO MEJOR DE LO NUESTRO.- Claudio Solar ha dedicado gran parte de su vida a conservar y promocionar las letras chilenas.

 

Claudio Solar (Concepción, 1926), además de hacerse esotéricamente famoso con el seudónimo de "Profesor Nostradamus", tiene también una profunda y extensa trayectoria en las letras regionales.

Fundó la Escuela de Periodismo de Valparaíso (1963), luego se convirtió en catedrático de literatura y crítico de "El Mercurio de Valparaíso" y "La Estrella de Valparaíso". Pero, sobre todo, ha sido un narrador y poeta varias veces premiado.

Como Carlos León y Lukas, Solar tampoco nació en el Puerto. Sin embargo, como ellos también ha sabido ser uno de los hombres más poteñísimos de nuestra cultura local.

Si queremos ubicarlo dentro de algún movimiento literario, deberíamos hacerlo dentro de la llamada Generación del '50, la misma de José Donoso y Enrique Lafourcade, por nombrar a los más destacados prosistas de tal promoción. Incluso, este último escritor puso como personaje a Claudio Solar en su novela "Buddha y los chocolates envenenados" (Ediciones de la Universidad Católica de Valparaíso).

 

SU HISTORIA

 

Solar tiene una larga trayectoria en literatura. Pero hoy comentamos y celebramos uno de sus libros más significativos, si consideramos el trabajo de décadas invertidos en su realización y el generoso poder promocional para nuestras letras locales y nacionales.

Se trata del "Diccionario crítico de la literatura chilena" (Valparaíso, 2004), cuyo origen se ubica hace más de cuarenta años cuando "como profesor a cargo de Literatura Chilena en la Escuela de Periodismo de Valparaíso, sentí la necesidad de hacer una obra de esta categoría como apoyo a los estudiosos de nuestras letras. Así nació la primera edición realizada en la revista 'En Viaje' con 45 fascículos de aparición mensual", comentó el escritor.

Como suele ocurrir, por años este valioso esfuerzo quedó disperso salvo por las iniciativas personales de escritores, estudiantes y profesores quienes coleccionaron los valiosos números.

Pero su esfuerzo no quedó allí. Solar tuvo una iniciativa con semejante intención y valor que la de su diccionario. Nos referimos a "Las cien mejores obras chilenas", resúmenes publicados en "La Estrella de Valparaíso", cuya aparición fue abruptamente interrumpida cuando colisionaron violentamente el eterno y entusiasta apetito de los alumnos por la lectura rápida y breve, con el rigor de los profesores de castellano.

Pero la docencia, y el público en general, mejor debe agradecerle a Claudio Solar (del Solar por una errata de 1963 que le dio su seudónimo hasta ahora) porque su intención fue una de sus tantas buenas iniciativas para atrapar textualmente el bravío mar de nuestros escritores locales y nacionales de todos los tiempos.

Un antecedente de su muy buen diccionario también es su "Historia de la literatura de Valparaíso" (2002), el cual, a pesar de algunas prisas y erratas, no es menos valioso como para ubicarse en el quién es quién de los literatos regionales.

En esta obra, centenares de escritores y personas cercanas a la literatura nacional de todos los tiempos están ordenados alfabéticamente. Cada artículo está documentado completamente con biografía, obras y se incluye, en muchos casos, citas de comentaristas que amplían la información.

No es casual que lo nombre junto a Lukas y Carlos León. Tampoco que Lafourcade le haya hecho en su novela un personaje a su justa o injusta medida.

Su figura, de la cual destaca su rostro y particularmente la barba, y su labor - siempre ligada a la prensa, al puerto y la literatura - le hacen parte imprescindible del museo a cielo, mar y mente abierta que es, o debería ser, nuestro siempre amado Valparaíso.

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto