Usted está en : Portada: Ciudades
Miércoles 10 de junio de 2009
Vecinos se oponen a parquímetros
valparaíso / La idea municipal es calificada como "discriminatoria" por algunos residentes del sector.

Sólo un rápido sondeo entre los vecinos del cerro Concepción es suficiente para comprender que la gran mayoría de ellos se resiste a la posibilidad de que el municipio porteño regule los estacionamientos del sector a través de parquímetros.

Día a día, las estrechas calles del lugar se ven atestadas de vehículos de turistas y en algunos casos, de personas que trabajan en el plan de la ciudad. Una situación que la Municipalidad conoce muy bien y, por lo tanto, espera regular, con el objetivo de conseguir nuevas fuentes que puedan aportar recursos.

Sin embargo, antes de que la medida pudiera ponerse en práctica, ya encuentra una férrea resistencia entre los residentes del sector.

"El cerro Concepción está progresando, pero con los parquímetros podrían matarlo", señala Iván Andrade, residente desde hace sesenta años, añadiendo que "no creo que eso vaya a regular el flujo vehícular del cerro porque de todas maneras vienen muchos turistas en vehículos a este lugar".

Asmismo, los comerciantes del lugar también manifiestan algunos reparos ante la eventual puesta en práctica de la medida.

Philippe Grandgeorge, dueño de un restaurante en el tradicional cerro porteño explica que "viene mucha gente de Santiago o de Viña y eso implicaría un gasto extra para los que lleguen en vehículos", comenta, aunque reconoce que "eso ayudaría para que la gente que trabaja en el plan no venga a estacionarse en este sector".

Peatonalización

A juicio de Cristian Moya, vecino del cerro, la medida de instalar parquímetros es "discriminatoria", ya que a su juicio se marcarían diferencias entre quienes pueden pagar un estacionamiento y los que no.

Asimismo, explica Moya, la idea de peatonalizar el cerro Concepción ha ido sumando adherentes entre los vecinos. Por esa razón, decidió interiorizarse más en el tema, donde "dí con las soluciones desarrolladas en lugares patrimoniales europeos, España y Alemania, esencialmente donde la accesibilidad restringida es lo que se emplea como política urbanística", destaca.