Usted está en : Portada:
Jueves 21 de enero de 2010
Chile supera con éxito su primer ensayo del 2010

Vence a un débil Panamá por 2-1.

Honduras acusa espionaje

Alexis Mendoza, técnico asistente de la Selección de Honduras, sorprendió a todos al asegurar que desde la Selección de Chile se espiaba a su equipo, rival en el grupo H del Mundial.

“Nos informaron que nos vigilan rigurosamente, hay gente paraguaya, amiga de los chilenos y ahí se la juegan, ni modo, eso es así, en el fútbol siempre existen los compadrazgos que de una u otra forma se ayudan”, relató al diario deportivo Diez el asistente del DT Reinaldo Rueda.

Dos goles del colocolino Esteban Paredes, figura del partido, le bastaron a la Selección Chilena para vencer anoche por 2-1 a su similar de Panamá, en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso de Coquimbo.

En el primer encuentro amistoso del año con miras al Mundial de Sudáfrica 2010, el cuadro centroamericano fue el rival elegido debido a que es uno de los equipos que más se parece a Honduras, rival de Chile en la primera fase del certamen.

Ocasiones desperdiciadas

Si bien en los primeros minutos la Roja no tuvo mucha profundidad en sus ataques, pasados los 25’ fue protagonista, creándose innumerables ocasiones generadas mediante centros que no lograron ser concretados (Daud Gazale y Edson Puch se perdieron goles hechos).

Así, empatados sin goles, los equipos se fueron al descanso.

Al parecer, la arenga de Bielsa en el entretiempo surtió efecto en los jugadores. A los seis minutos de la segunda fracción apareció Paredes en la boca del arco, luego de un centro de Gazale, para causar la algarabía de los hinchas que repletaron el estadio.

Los mismos fanáticos, que no alcanzaron a cerrar sus gargantas, tuvieron que gritar nuevamente dos minutos más tarde cuando el mismo Paredes definió perfectamente de cabeza tras un centro de Emilio Hernández.

Chile continuó controlando el encuentro que con la expulsión del panameño Alejandro Vélez por una fuerte falta contra la figura de la cancha se le hizo más fácil.

El gol de la visita, que llegó a los 86 minutos tras una desconcentración en la zaga mediante Roberto Brown, que le ganó la posición a Hans Martínez y puso el balón lejos del alcance de Toselli, no sirvió para opacar una actuación convincente de la Roja, que debió irse de la Cuarta Región con unos cuantos goles más en el bolsillo.

En definitiva, una señal positiva, a meses del que es el verdadero desafío para Chile: el Mundial de Sudáfrica 2010.