Usted está en : Portada: Mundo
Miércoles 13 de abril de 2011
Quinta región lidera movimiento portuario a nivel nacional
desarrollo / Valparaíso y San Antonio encabezan ranking nacional de atención de carga contenedorizada, posicionándose además en la costa oeste del continente entre los 15 puertos con mayor crecimiento durante 2010.

Una importante posición en el escenario nacional ocupan los puertos de Valparaíso y San Antonio, de acuerdo al Ranking de Movimiento Portuario contenedorizado de América Latina y el Caribe 2010, realizado por el Centro de Estudios para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El informe muestra la atención de carga en los terminales de contenedores de todo el subcontinente, utilizando como base de comparación la unidad de medida de capacidad equivalente a un contenedor de 20 pies, TEU.

De acuerdo a este análisis, los puertos de la Región de Valparaíso experimentaron un gran crecimiento durante el año pasado, encabezando la lista a nivel país y situándose en los lugares 13 (Valparaíso) y 14 (San Antonio) entre los 100 más relevantes del cono sur.

"Dada la importancia de los puertos públicos chilenos en el comercio exterior del país, esta noticia resulta satisfactoria, pues el ranking para Valparaíso y San Antonio, entendidos como un solo puerto para la macrozona central de Chile, y del mismo dueño, ubican a estos en el top 5", destacó el director ejecutivo del Sistema de Empresas Públicas (SEP), Rodrigo Osorio.

valparaíso

Durante 2010 el puerto de Valparaíso movilizó 878.787 TEU, cifra que refleja un crecimiento de 29,7% respecto a 2009, cuando el total alcanzó a 677.432 TEU.

Para la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) la relevancia de esta noticia radica en que los puertos de la Quinta región atienden más del 5% del PIB nacional, con un 88% de la carga contenedorizada.

Así lo destacó su gerente de Logística, Gonzalo Davagnino, para quien esta valoración en el ranking de CEPAL responde al trabajo realizado en la compañía, el cual apunta a mejorar la eficiencia en los procesos.

Según explicó, el puerto de Valparaíso cuenta con altos indicadores de operación ante otros puertos de la zona, destacando que ha rebajado entre un 62 y un 65% el tiempo promedio que cada camión permanece dentro del recinto, lo que se traduce en mayor cantidad de carga movilizada.

Davagnino agregó que la tendencia al crecimiento continúa, pues durante los primeros meses de 2011 ya se ha visto un incremento sobre el 20% en transferencia de carga.

SAN ANTONIO

Por su parte, el puerto de San Antonio también ha venido experimentando un crecimiento sostenido en los últimos años en términos de transferencia de carga, tal como refleja el ranking elaborado por CEPAL.

Una mirada más detallada revela que el 2010 se transfirieron 14.435.472 toneladas, de las cuales 8.527.786 correspondieron a carga contenedorizada, equivalentes a 870.719 TEUs.

Asimismo, se registraron 1.514.633 toneladas de carga fraccionada y 4.393.053 toneladas de graneles. Lo anterior significó un crecimiento de 19% en el total de carga respecto al 2009, donde se registraron 12.109.977 toneladas.

Para el 2011, la proyección es de un 9,1% en el total de carga y un 12,5% en contenedores.

Este año la Empresa Portuaria San Antonio (EPSA) también seguirá adelante con el proceso de licitación del Terminal Costanera Espigón, que busca especializarlo preferentemente en movilizar contenedores y dotarlo de la infraestructura adecuada para atender naves de gran tamaño, del tipo post panamax. Esto permitirá duplicar la capacidad de transferencia del Puerto de San Antonio en los próximos años, consolidando como uno de los principales terminales del cono sur en términos de competitividad y volumen.

crecimiento nacional

De acuerdo con los resultados de este ranking, Chile se sitúa como la segunda potencia portuaria del continente, con 3.137.285 TEU movilizadas durante 2010, superado sólo por las 7.148.736 TEU que pasaron por terminales brasileños.

Efectuado por la Unidad de Servicios de Infraestructura perteneciente a la División de Recursos Naturales e Infraestructura de CEPAL, el informe ubica a 12 terminales nacionales dentro de los 100 que presentaron mayor movimiento de TEU en América Latina y el Caribe.

Su mayor relevancia es que confirma que el terremoto de febrero de 2010 sólo afectó al terminal de San Vicente, en Talcahuano, y que incluso faltando la información de dos puertos (Chacabuco y Coquimbo) los resultados fueron mejores que el año anterior.

"Es importante porque es una señal del crecimiento de nuestro comercio", agregó el presidente de la Cámara Aduanera de Chile, Felipe Santibáñez.

Sin embargo, el vicepresidente ejecutivo de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile, Rodolfo García, advirtió que el informe únicamente revela que el país tiene muchos puertos y que sigue siendo relevante en la cuenca del Pacífico.

"Independientemente del ranking, es necesaria la expansión de la capacidad portuaria del país, lo que involucra la realización de una serie de procesos en los cuales el SEP y el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones se encuentran enfocados", precisó Rodrigo Osorio, director ejecutivo del Sistema de Empresas Públicas (SEP).

políticas públicas

Ligado con 48 países a través de Tratados de Libre Comercio (TLC), en Chile la política portuaria es fundamental para el desarrollo económico nacional.

Hace unas semanas el Gobierno decidió intervenir Aduanas, cambiar a su jefe nacional, proseguir con todos los directores regionales e impulsar un plan modernizador que equilibre las dos funciones fundamentales de esta entidad, como es ser un filtro sanitario y de seguridad, pero también un organismo que facilite el comercio exterior, función que según algunos gremios no se estaba cumpliendo a cabalidad.

Sin embargo, también resta que el Ejecutivo defina la nueva política respecto a sus puertos y el protocolo de concesiones que permitirá mantener las inversiones en el futuro, proceso en el cual "hemos ido algo lentos", aseguró el presidente de la Asociación de Exportadores de Chile (Asoex), Ronald Bown.

"Se requieren más inversiones no solamente desde el punto de vista de infraestructura caminera, sino también de acceso a los puertos a objeto de que se pierda menos tiempo, los productos se dañen menos y contemos con costos adecuados. Para eso se necesita competencia intraportuaria y entre los puertos, algo que se ha definido desde hace tiempo y que ojalá motive a más inversionistas extranjeros a llegar a nuestro país", añadió Bown.

Además, exigió mayor celeridad en la política de expansión que tendrán algunos puertos, "y eso puede significar que antes de 20 años tengamos algunos problemas restrictivos (…) Esa visión de futuro debe estar clara hoy, por lo que esperamos que este año se clarifique", demandó.

En eso coincidió Felipe Santibáñez, quien solicitó una rápida adaptación a la nueva realidad del comercio exterior, que se hace en barcos de mayor calado para los cuales Chile hoy no está preparado.

Las nuevas licitaciones de los terminales de Valparaíso -que ya se encuentra en la recta final- y de San Antonio -próxima a iniciarse- consideran este aspecto. Pero el dirigente estimó que, si estas inversiones no se hacen a la brevedad, el sector portuario nacional pasará a depender de terminales extranjeros que transborden la carga, encareciendo el proceso y restándole competitividad a la actividad.

Actualmente hay una comisión ministerial analizando un programa logístico nacional, porque "la integración eficiente de los distintos modos logísticos es siempre conveniente y necesaria", acotó Rodrigo Osorio, asegurando que están trabajando en esa línea.

Rodolfo García resumió que lo que Chile requiere es una política general de transporte, que nunca ha tenido, y que sea de corte integral como la europea, que acaba de establecer que al 2050 el 50% de la carga terrestre pasará al mar y a los ferrocarriles. "Eso permite definir luego individualmente los planes (…) Nosotros vamos lento, pero estamos avanzando (…) aunque falta oír más a los actores", concluyó.

Susan Rojas

Leonardo Riquelme