Año 174 - Nro. 59482 - Sábado 28 de octubre de 2000

Instalan Fibra Óptica Frente a Valparaíso

Con la disposición de los primeros metros de cable óptico se inició ayer, en el sector de Torpederas la instalación de 18 mil kilómetros de cable óptico submarino, dispuesto a 4 mil metros de profundidad, que unirá a Valparaíso con más de 20 ciudades de América Latina, a través de una gigantesca red submarina de fibra óptica.

RED DE COBERTURA MUNDIAL.- El gerente general de Global Crossing, William Neilson, expone a la intendenta Josefina Bilbao el proyecto que permite conectar a Chile a la única red de fibra óptica de cobertura mundial, que es de su propiedad.

Ayer se celebró oficialmente en Valparaíso la llegada del primer cable submarino de fibra óptica que conectará a Chile con la única red mundial de esa sofisticada tecnología que permite la transmisión de datos, imagen y voz a una velocidad inimaginable.

Lo que reunió al subsecretario de Telecomunicaciones, Cristian Nicolai; de la vicepresidenta del Comité de Inversión Extranjera del ministerio de Economía, Karen Poniachik; de la intendenta regional, Josefina Bilbao, y otras autoridades e invitados, fue el interés de ser testigos del comienzo de la instalación submarina de cable de fibra óptica en el sector de Las Torpederas, en Playa Ancha, circuito que llegará hasta Lurin, Perú, lo que significa que Chile estará a la vez conectado con otras ciudades de América Latina y del mundo.

Estas labores las estará efectuando hasta el próximo 2 de noviembre el buque tecnológico danés "Heimdal", de propiedad de la empresa Teledanmark International, contratada para esta función por la multinacional Global Crossing, compañía que está desarrollando un proyecto de instalación de un circuito de fibra óptica submarina por toda América Latina, solicitado por firmas especializadas en carriers de telefonía.

En Chile, esta empresa invertirá 70 millones de dólares, permitiendo ofrecer al país, durante el primer trimestre del 2001, un ancho de banda que aumenta considerablemente la posibilidad de conectarse a Internet y de acceder a una gama de nuevos servicios como teletrabajo, educación y diagnósticos médicos a distancia.

La operación que se está realizando en estos momentos consiste en disponer a 4 mil metros de profundidad, a 200 millas de la costa, 18 mil kilómetros de cable óptico submarino, cuyo diámetro fluctúa entre 1.8 y 2.5 centímetros. No obstante, la conexión Valparaíso-Perú demandará sólo tres mil kilómetros de cable.

SUBSECRETARIO

Por su parte, el subsecretario de Telecomunicaciones valoró este momento señalando que "se marca un hito, con un hecho concreto como es la partida del cable de fibra óptica en dirección al hemisferio norte por el Océano Pacífico".

Nicolai expresó que los cables submarinos que está instalando Global Crossing "ampliarán significativamente la capacidad de conexión de Chile con el mundo" y añadió que "hoy es posible enviar gigantescas cantidades de datos a cualquier parte del mundo en un tiempo que casi no es tiempo dentro de muy poco".

En tanto, la intendenta Josefina Bilbao señaló que este cable de fibra óptica "permitirá hacer realidad la globalización al optimizar la calidad de las telecomunicaciones del país".

Además, indicó que "ojalá sean muchas más las empresas y los empresarios que se animen a invertir en Chile, como ahora lo está haciendo Global Crossing. Esta inversión, que asciende a los 70 millones de dólares, nos demuestra la confianza que los extranjeros tienen en nuestra economía y en nuestras posibilidades de desarrollo".

 

Orgullo de ser pionero

El gerente de Global Crossing, William Neilson, aseveró que la ambición de esta firma "es convertir al planeta en una sola gran red de telecomunicaciones. Un objetivo demasiado ambicioso, pensarán algunos, pero estamos seguros de que lo alcanzaremos".

Agregó que para esta multinacional "es un orgullo llegar a un puerto que ha estado por muchos años en boca de poetas, escritores, músicos y marineros" y recordó que hace 125 años "la Empresa de Cables Telegráficos Submarinos instaló en este mismo puerto el primer tendido alámbrico de Sudamérica, que recalaba en Coquimbo para alcanzar después el puerto de Callao. Aquella hazaña inició una completa transformación en las comunicaciones de la época y puso a Chile en el liderazgo continental del rubro".

"Nuestra llegada, dijo, quiere ser una segunda evolución, tan potente y transformadora como la de entonces, y ojalá más. Aquí se inicia el cierre del anillo de fibra óptica que recorre América del Sur y al que llamamos SAC por South American Crossing".

El alto ejecutivo explicó que esta red unirá las ciudades de Santiago, Lima, Buenos Aires, Río de Janeiro, Bogotá y Caracas con los puntos de conexión de Global Crossing que ya existen en el resto del mundo.

"Lo que llega a esta estación de amarre de Playa Ancha es el extremo de un cable que viene por debajo del Océano Pacífico, para unirse o amarrarse con el tendido terrestre de 2.500 kilómetros que ya cruzó la cordillera de Los Andes desde la provincia de Buenos Aires", precisó.

Además, William Neilson manifestó que con este tecnología, Chile podrá acceder a servicios y aplicaciones que demandan anchos de banda nunca antes disponibles en el país. "Por citar sólo una de sus dimensiones, el acceso y tiempo de respuesta de Internet puede fácilmente ser aumentado en al menos 15 veces", acotó.