Año 175 - Nro. 59508 - Jueves 20 de septiembre de 2001
 

En playa de Ventanas

 
 

En desguace gasero "Ultragas" que varó en temporal de 1993

 
 

Lo más valioso son sus tres estanques de aleación especial, con capacidad para 500 mil litros, los que serán remolcados hacia su destino final.

 
 

OCHO AÑOS DESPUES DE VARAMIENTO.- En más de mil toneladas de chatarra se convertirá el barco gasero "Ultragas", que varó en 1993 en la playa de Ventanas, en la bahía de Quintero.

VENTANAS (Nelson Salazar).- Después de ocho años de haber permanecido varado en la playa de Ventanas de la bahía de Quintero, abandonado y a merced de las acciones naturales y de vándalos, está en pleno proceso de desguace el barco gasero "Ultragas", construido en 1978 en Finlandia, y que naufragó como consecuencia de un recio temporal en el invierno del año 1993.

Las faenas, a cargo de la empresa "Sociedad Naviera Alvayay", se iniciaron en junio pasado y tienen como propósito obtener mil toneladas de chatarra que aporten un aceptable resultado económico. Este proceso se dilataba desde hace igual cantidad de años, cuando el mercante varado fue adquirido por la sociedad, a sus antiguos propietarios, en la suma de 50 mil dólares.

NAVE ESTABA OPERATIVA

Según dijo en Ventanas a "El Mercurio de Valparaíso" el propietario de los restos del "Ultragas", Mario Alvayay Avila, al momento de su varamiento la nave estaba completamente operativa, pero durante los años en que el mercante estuvo varado y abandonado, fue saqueado por desconocidos, quienes desmantelaron progresivamente sus instalaciones, partes y piezas al extremo de inutilizarlo. Lo más lamentable del saqueo fue el robo de su maquinaria de propulsión, la que fue desmantelada progresivamente.

VALIOSOS ESTANQUES

Ricardo Sanguesa, gerente de operaciones de la empresa, a cargo del plan general de maniobras del desguace, dijo que lo más valioso del barco eran sus tres estanques de almacenamiento de gas, que tienen una tara de 53 toneladas, con capacidad para 500 mil litros, fabricados en Finlandia en base a una aleación especial y acero criogénico, para altas presiones, de 30 milímetros de espesor. Su valor comercial actual es de un millón de dólares cada uno y pueden almacenar, indistintamente, gas, agua, ácido sulfúrico, etc.

Mediante una maniobra combinada de maquinaria pesada y de marea alta fue retirado el primero de los estanques, el cual está depositado en la playa, debidamente asegurado. Otros siete operarios están abocados al corte con acetileno de las planchas que mantienen los otros dos estanques sujetos al casco del gasero.

"Estamos efectuando esta tarea de desarme en tiempo récord, bajo estrictas medidas de seguridad y con la más avanzada tecnología, para concluir en

ANTES DEL VERANO

Las faenas son ejecutadas por orden de la autoridad marítima, con la finalidad de que la playa quede limpia del naufragio y evitar accidentes. Los trabajos deberán estar terminados a fin de año, antes que se inicie la temporada estival. Las enormes piezas de acero naval, como escaleras, pedazos de cubiertas, caserío, tubos, cabrestante, etc., han sido cortadas desde la nave y arrastradas a tierra firme mediante maquinaria pesada. Varias de ellas serán llevadas a Puerto Montt para ser usadas como piezas de repuestos de otras naves en astilleros de esa ciudad.

El destino de los tres estanques es conversado con empresas nacionales, interesadas en emplearlos como depósitos en tierra firme. Debido a su enorme tamaño y peso no será posible trasladarlos por vía terrestre hacia sus destinos, y lo que se tiene pensado, según informó el propietario de los restos del buque, Mario Alvayay Avila, a "El Mercurio de Valparaíso", es remolcarlos por mar.

El "Ultragas" varó en una playa convertida en cementerio de barcos. A la popa del gasero hay aún restos de otras dos naves que también vararon en temporales pasados.